En la tarde de ayer, lunes de Pasión, una cuadrilla de los Jóvenes Cargadores Cofrades (JCC) trasladaron desde la casa de hermandad de Humildad y Paciencia a la iglesia de San Servando y San Germán el paso de palio de la Virgen de las Penas.

En pocos minutos el paso de palio recorrió los escasos metros que distan desde el local del barrio de la Ardila al templo de este mismo emplazamiento donde ya los cofrades de Humildad y Paciencia se afanan por dejar todo listo de cara a la salida procesional del Domingo de Ramos. (ISLAPASIÓN).

Galerías: