Durante el quinto y último fin de semana de Cuaresma, se celebran en la Parroquia Vaticana y Castrense de San Francisco los cultos cuaresmales de la Hermandad de Expiración, iniciados el pasado jueves con el Triduo en honor a sus titulares, el Santísimo Cristo de la Expiración y María Santísima de la Esperanza, con el rezo de Santo Rosario a las siete y media y posterior Eucaristía a las ocho de la tarde.

El altar de cultos se encuentra  en la nave lateral del templo castrense, en donde permanece de forma habitual el altar de esta corporación. Para la ocasión la mayordomía ha situado al Santísimo Cristo de la Expiración abajo, en el centro del mismo, rodeado por ciriales color tiniebla, dos jarras de flores malvas y granates y centro a los pies de la Santa Cruz.  

Mañana domingo el Santísimo Cristo permanecerá en Devoto Besapié durante toda la jornada, finalizando éste a las ocho de la tarde con la Solemne Función Principal de Instituto, oficiada por el párroco y director espiritual de la Hermandad, el Rvdo. P. Gonzalo Núñez del Castillo.

Para el próximo 27 de marzo, Viernes de Dolores, a partir de las ocho y media de la tarde la Hermandad tiene previsto realizar, como cada año, el rezo de las estaciones  del Vía Crucis por las calles de la feligresía de San Francisco con la imagen del Santísimo Cristo de la Expiración, que será portado a hombros por un grupo de hermanos de la corporación del Jueves Santo. (ISLAPASIÓN).


Galerías: