La imponente figura de Jesús Atado y Flagelado salió en la noche de ayer de la Iglesia Mayor para recorrer las calles de su feligresía en un devoto Vía-Crucis que dio comienzo a las nueve de la noche.

Portado por los miembros de su cuadrilla de hermanos sobre parihuela que simula al paso de misterio el Titular cristífero de la cofradía del Domingo de Ramos estuvo en todo momento acompañado de hermanos y devotos.

Los vecinos del barrio de la Iglesia Mayor acompañaron a Jesús Atado y Flagelado que volverá a recorrer estos mismos rincones dentro de algo menos de dos semanas. (ISLAPASIÓN).

Galerías: