El Real Teatro de las Cortes rozó el lleno, gran ambiente el de la noche de ayer para un acto que por segundo año consecutivo aunó homenajes, la presentación de un cartel, un Pregón y un concierto de marchas de la mano de los hermanos cargadores de la Hermandad del Nazareno.

El acto, que estuvo conducido por el capataz principal de esta cofradía Javier Padillo Cabrera, comenzó con la interpretación de una saeta a cargo de Jesús Moreno Pérez mientras se proyectaban imágenes del trabajo audiovisual de Banian sobre la "Semana Santa en La Isla 2014". La misma sirvió de homenaje al recientemente fallecido Manuel Rodríguez Foncubierta "Bigote".

Tras la saeta tuvo lugar el reconocimiento que la cuadrilla realiza a un cargador que lo haya sido de la misma. Este año el reconocimiento fue a parar a un veterano cargador del Nazareno, Julio García Luque, quien visiblemente emocionado recogió este galardón tras lo cual quiso agradecer el mismo a su cuadrilla de hermanos así como al Hermano Mayor del Nazareno "por unir lo que otros intentaron separar y con eso mis hijos siguen en la carga que es lo que más he querido".

Una vez se finalizó este homenaje se procedió por parte del Hermano Mayor del Nazareno y el alcalde de la ciudad, José Loaiza, a descubrir el cartel anunciador de una nueva "Madrugá en La Isla" que ilustra en este año una fotografía de Jesús Nazareno por Diego de Alvear captada por Juan Carlos Campoy Vigo.

Tras el cartel llegó el momento del Pregón a la Madrugá, acto central dentro de esta jornada para los hermanos del Nazareno. El mismo corrió a cargo de un hermano cargador, José María Belizón Reina, que supo estar a la altura de esta encomienda bordando sentidos mensajes en prosa a Jesús Nazareno y la Virgen de los Dolores.

No olvidó el pregonero pedir, como ya hicieran otros anteriormente, la Coronación Canónica de la Virgen de los Dolores, así como pidió mayor protagonismo dentro de la cofradía para su Titular mariana. No olvidó recorrer las advocaciones de todas las dolorosas de San Fernando y se aferró a la espalda de Jesús Nazareno para finalizar un magistral texto.

El escenario del Real Teatro estaba ocupado en una oscuridad permanente por el atril a un lado y la parihuela de Jesús Nazareno al otro sobre la que se sostenía una recreación del propio Regidor Perpetuo sosteniendo la cruz, visto de espaldas.

Una sonora ovación concluyó con el Pregón a la Madrugá y dio paso al posterior concierto de marchas procesionales a cargo de la Banda de Música de la Hermandad del Nazareno. Los músicos de la corporación interpretaron las composiciones "Mesopotamia" de José Velez, "Cirineo" de Martín Prieto, "El Ángel Blanco" de Óscar Navarro y "Bendita Amargura" de Víctor Ferrer.

Tras estas marchas y las alocuciones del Hermano Mayor del Nazareno, el alcalde de la ciudad y el primer teniente de alcalde cerró el acto la interpretación del Himno de Andalucía como homenaje a la festividad del 28 de febrero. (ISLAPASIÓN).

Galerías: