Ya estamos en Cuaresma, y el pasado fin de semana en Sevilla como antesala de la misma, numerosas Imágenes Cristíferas estuvieron expuestas en Solemnes y Devotos Besapiés y Besamanos para la veneración de los fieles y hermanos de las distintas corporaciones. Asimismo, la celebración de Quinarios, Novenas y otros cultos marcaron una apretada agenda cofrade que se irá colmando de actos durante estos 40 días hasta la llegada del Domingo de Ramos.

En la Capilla de Nuestra Señora de los Ángeles de la Calle Recaredo, el Santísimo Cristo de la Fundación de la Hermandad de los Negritos estuvo expuesto en Solemne y Devoto Besapié durante el 14 y 15 de febrero, precediendo así a la celebración de su Quinario que comenzó el pasado martes 17 y que finalizará con la Función Principal de Instituto del próximo domingo 22 a las 11,30 h. La imagen se situó en la nave central de la Capilla escoltada por hachones color tiniebla y con las jarras del palio de la Virgen de los Ángeles a ambos lados luciendo flores moradas.

Igualmente la Hermandad de la Exaltación celebró Solemne y Devoto Besapié en Honor de su Titular, el Santísimo Cristo de la Exaltación durante el 14 y 15 de febrero en la Parroquia de San Román. Fue colocado en posición vertical para poder ser contemplado por todos y escoltado por la candelería del paso de palio, iluminado con cera blanca. Varias jarras del palio con lirios morados y alhelíes blancos a su alrededor completaban la escena y tras Él un Altar con la Cruz de guía de la Hermandad y Nuestra Señora de las Lágrimas rodeada por los cuatro Ángeles Pasionarios de la Roldana.

Nuestro Padre Jesús con la Cruz al Hombro de la Hermandad del Valle también estuvo expuesto en Solemne y Devoto Besamanos en la Anunciación, siendo el primer Besamanos de la Imagen tras su puesta al culto tras un largo período de restauración. Lucía túnica de la salida procesional, así como las potencias y corona de espinas, y bajo sus pies la peana de la Virgen del Valle adornada con flores de lirios e iris morados al igual que las jarras que le acompañaban, así como los faroles de su paso portando ceras de color tiniebla. Tras Él, en el Altar, María Magdalena con el paño con el que enjugó Su Rostro.

Como preludio al comienzo del Quinario que arrancó el martes 17, la Hermandad de la Soledad de San Lorenzo celebró Devoto Besamanos a su Titular, Nuestra Señora de la Soledad. Centenares de hermanos acudieron a la cita y no la dejaron sola en ningún momento. La Imagen de la Santísima Virgen se encontraba ataviada como cada Sábado Santo en su salida procesional, rodeada por candelería, jarras de flores a ambos lados y tras Ella en el Altar la Cruz de Guía de la Hermandad.

Tal y como prescribe La Regla, la Hermandad de la Esperanza de Triana celebró Solemne Quinario en Honor del Santísimo Cristo de las Tres Caídas en la semana previa al Miércoles de Ceniza, ya que deberá finalizar con la Función Principal el domingo anterior al inicio de la Cuaresma. Para ello el Santísimo Cristo fue trasladado desde la capilla de los Marineros hasta la parroquia de Santa Ana, donde presidió el Quinario en Su Honor.

El pasado lunes 16 de febrero tuvo lugar el traslado de regreso del Cristo de las Tres Caídas, esta vez acompañado por la banda de cornetas y tambores de San Juan Evangelista, portado en andas por los hermanos de la Esperanza de Triana. La imagen se encuentra expuesta en besamanos desde el Miércoles de Ceniza y hasta el próximo viernes, en la capilla de los Marineros.

En la Parroquia de San Isidoro, del 6 al 14 de febrero, la Hermandad de San Isidoro consagró Solemne Novena en Honor de su Titular, Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas. El último día hubo Exposición de Jesús Sacramentado, Ejercicio propio de la Novena, Predicación, Solemne Procesión Claustral por las naves del Templo, Bendición con el Santísimo Sacramento y Reserva, entonándose a su finalización Salve en Honor de la Virgen de Loreto. Los cultos finalizaron el pasado domingo 15 de febrero con la Solemne Función Principal de Instituto. El Señor de las Tres Caídas fue entronizado con monte y jarras de claveles rojos bajo sus pies, y candelería del paso de palio. A su lado, su amantísima Madre, la venerada Madre y Señora de Loreto.

Nuestro Padre Jesús Despojado de sus Vestiduras de la Hermandad de Jesús Despojado estuvo expuesto en Solemne y Devoto Besapiés durante los días 14 y 15 de febrero en la Capilla del Mayor Dolor, sede canónica de dicha corporación. La Sagrada Imagen que vestía túnica granate se situó en el centro de la Capilla, en un pequeño Altar simulando su paso de misterio y con los candelabros del mismo restaurados, recuperando el esplendor de sus comienzos con el nuevo dorado. A sus pies y en jarras laterales orquídeas rosas, claveles rojos, rosas rojas, tulipanes rojos, hojarrasca y lirios morados. Tras Él, la Imagen de la Santísima Virgen de los Dolores y Misericordia acompañada de San Juan, ambos escoltados por candelería.

En el barrio del Arenal, en la pequeña capilla de la calle Adriano, la imagen del Señor del regazo, el Señor de la Misericordia estuvo expuesta en Solemne y Devoto Besapiés como mandan sus reglas para el domingo anterior al Miércoles de Ceniza. Tras la Imagen, el Altar de Quinario en honor del Santísimo Cristo y de Nuestra Señora de la Piedad que se celebra durante estos días. Escoltado por cuatro cirios azules, la Imagen que tallara Luis Ortega Bru, se encontraba solo en el altar de la Capilla, que se quedó pequeña para albergar a la gran multitud de fieles que quisieron acompañarlo durante la jornada, bajo la atenta mirada de la Santísima Virgen de la Piedad. Todo el conjunto fue exornado con claveles rojos.

Por último, la Hermandad de las Siete Palabras culminó sus cultos con el Solemne y Devoto Besapíes a su Titular, el Santísimo Cristo de las Siete Palabras. La imagen se situó en el Altar Mayor de la Parroquia de San Vicente Mártir, sede canónica de esta corporación. Los Ángeles del paso de misterio custodiaban la Imagen, que rodeada de candelería blanca y claveles rojos, así como de un dosel de color granate con bordados en oro a su espalda, le configuraban a la composición un carácter sobrio y elegante.

De todos ellos se muestran a continuación las galerías fotográficas de Jaime Zaragoza Ibáñez y Andrés Quijano de Benito. (ISLAPASIÓN).


Galerías: