La Parroquia Vaticana y Castrense de San Francisco celebró en la jornada de ayer, la festividad de la Presentación de Jesús al Templo, fiesta popularmente conocida como de la Candelaria, que se materializa con la presentación de todos los niños bautizados en esta parroquia durante el pasado año. 

Este acto es uno de los más bellos y esperados por los feligreses dado que son los más pequeños de la parroquia los protagonistas.

La Santa Misa estuvo presidida por el párroco de la castrense, el Rvdo. P. Gonzalo Núñez del Castillo y concelebrada por el Vicario Parroquial, el Rvdo. P. José Benito Pérez Lopo.

Al final de la eucaristía, tuvo lugar el acto de la bendición e imposición de las medallas de la Santísima Virgen del Carmen y los escapularios carmelitanos, los cuales fueron impuestos y entregados a todos los niños una vez que fueron presentados a la Santísima Virgen del Carmen, para que los proteja y los aguarde durante toda su vida.

La ceremonia culminó con el rezo de la Salve Marinera ante las plantas de la Stma. Virgen del Carmen y una foto de familia de todos los bautizados con los sacerdotes. (ISLAPASIÓN).

Galerías: