La Hermandad de la Cena de Jerez de la Frontera celebró el pasado fin de semana el besamano a su Titular mariana la Santísima Virgen de la Paz y Concordia, dolorosa muy arraigada en el devocionario jerezano.

El final de los cultos de la hermandad de la Sagrada Cena, que son los primeros en desarrollarse tras las fiestas navideñas suponen el epílogo del quinario que tuvo lugar el pasado domingo con el besamanos a Santa María de la Paz y Concordia que en San Marcos llenó de ambiente la jornada en un acto de especial belleza gracias al montaje que dispuso la mayordomía con la Virgen vestida con el manto de salida de Elena Caro, rodeada de centros florales blancos y, detrás, el misterio de La Cena montado al completo tal y como se vio a lo largo del quinario de una hermandad que protagonizará el Via Crucis de las hermandades.  (ISLAPASIÓN).

Galerías: