Dos de las piezas de mayor valor artístico con las que cuenta la Hermandad del Santo Entierro -el pelícano que remata la urna y la saya de cardos de la Virgen del Mayor Dolor- participarán del 1 al 15 de febrero de la exposición organizada por la Hermandad de Jesús Caído de Córdoba encuadrada dentro de los actos para celebrar su CCL aniversario.

El Palacio de la Merced, sede de la Diputación cordobesa, será el lugar en el que se encuadre a partir de la tarde de este viernes la inauguración de una exposición con motivo del 250 aniversario de la fundación de la cofradía de Nuestro Padre Jesús Caído, una actividad dentro del programa de actos previsto con motivo de esta efemérides y que culminará con la procesión de sus titulares a la Catedral en otoño de este año.

Al acto de inauguración está previsto que asistan el vicepresidente primero de la institución provincial, Salvador Fuentes; el hermano mayor de la Hermandad de Nuestro Padres Jesús Caído, Rafael Madueño; el comisario de la muestra, el padre Juan Dobado; la responsable de Recursos Humanos y Cooperación de la Diputación, Pilar Gracia, y representantes del Ayuntamiento de Córdoba y de la Agrupación de Hermandades y Cofradías.

La exposición muestra objetos nunca vistos hasta ahora en la ciudad y su hilo conductor es la Hermandad y el Carmelo, de ahí que se denomine "La Hermandad de Jesús Caído y el Carmelo de Andalucía". Se divide en varias secciones que ofrecen una panorámica de las hermandades carmelitas andaluzas con piezas procedentes de las provincias de Cádiz, Málaga, Jaén, Sevilla y la propia Córdoba.

Entre las piezas -además de las reseñadas de la cofradía del Santo Entierro de San Fernando- que se podrán contemplar está la túnica del Nazareno de Alcaudete, el cirineo de Sanlúcar de Barrameda, la túnica del "Abuelo" de Jaén, el palio de Ojeda de "La Estrella" de Sevilla o la corona de plata de la Soledad de Montoro. Además, cuenta con piezas en las que observar cómo se realizan los trabajos de bordado, imaginería y orfebrería.

Del mismo modo, la exposición muestra muchos de los enseres de la propia Hermandad de Jesús Caído, como el frontal del palio de la Virgen, las túnicas de Jesús Caído o las antiguas demandas de plata de la hermandad, las piezas más antiguas que se conservan. (ISLAPASIÓN).