En la mañana del pasado día 8 de enero el Sr. Hermano Mayor de la Real Hermandad Carmelitana del Santo Entierro, acompañado del otros oficiales de la Junta de Gobierno, hizo entrega a la hermana Sor Cristina de la Asociación Benéfica “El Pan Nuestro” de 160 pares de calcetines nuevos donados por hermanos y allegados de la Corporación en el curso de la II Merienda Solidaria “MERENDEMOS CON CALCETINES SOLIDARIOS” celebrada el pasado día 29 de diciembre.

La hermandad quiere aportar nuevamente un granito de arena al ropero solidario de la Asociación Benéfica “El Pan Nuestro”, ya que esta entidad precisa de calcetines para surtir de dichas prendas a aquellas personas que se asean diariamente en las duchas que tienen en sus instalaciones destinadas a las personas sin techo y transeúntes, además de para suministrárselos a aquellas familias isleñas que se ven en la necesidad de acudir a solicitar ropa al ropero solidario que también atienden en sus instalaciones del Polígono de Fadricas. Esta necesidad de ropa es mayor en los meses de invierno, debido al frío y las lluvias. 

Dentro del Plan Anual de Ayuda – Obras de Caridad, “Acciones, Oraciones sin palabras”, se enmarca igualmente “El Belén Solidario” que esta Hermandad expuso durante las fiestas navideñas en la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen, y que recogió los donativos de feligreses, parroquianos y hermanos.

“El Belén Solidario” ha permanecido expuesto desde el pasado día 8 de diciembre, Solemnidad de la Inmaculada Concepción de María, hasta el pasado 6 de enero, Solemnidad de la Epifanía del Señor, habiendo ascendido la recaudación a 615,85 €.

Dicha cantidad entregada será destinada íntegramente para colaborar con la obra misionera de la Orden Carmelita Descalza. Durante los doce años que la Hermandad lleva instalando “El Belén Solidario” ha recaudado un total de 17.082,85 € que han sido destinados en su totalidad a distintas obras sociales. Hemos de indicar también que durante las misas del fin de semana nuestra Hermandad agradecerá a la feligresía su colaboración económica e informará de la recaudación obtenida.

La hermandad carmelitana también ha querido expresar que "nuestros testimonios de fe y oraciones junto a nuestros Titulares deben de estar acompañados por una mirada religiosa a la realidad de los más pobres en la que descubriremos la presencia salvadora y liberadora de Cristo. ÉL está en el que pasa hambre, en el que pasa sed, en el más necesitado. Esa mirada contemplativa hará que los más enriquecidos por esta labor seamos nosotros mismos. Desde esta Corporación Cofrade consideramos que la caridad con los más pobres debe estar presente en nuestra vida cristiana si es auténtica, por eso sentimos la inquietud de entregarnos a los más necesitados para dar un buen cauce a nuestros sentimientos de fe". (ISLAPASIÓN).