La Real Hermandad Carmelitana del Santo Entierro de Nuestro Señor Jesucristo informa que su Junta de Gobierno tomó por unanimidad acuerdo de solicitar al Rdo. P. Fray Óscar Ignacio Aparicio Ahedo (O.C.D.), Archivero General de la Casa Generalizia de Roma, que aceptase el encargo de predicar la palabra de Nuestro Señor Jesucristo durante el Triduo Cuaresmal y Función Principal de nuestro Instituto que la cofradía del Viernes Santo dedicará (D. m.) la próxima Cuaresma los Titulares de la misma, habiendo aceptado gustoso el religioso designado.

Fr. Óscar I. Aparicio Ahedo nace en Burgos (España) el 30-07-1970, profesa como Carmelita Descalzo en Reinosa (Cantabria) el 14-09-1989. Es ordenado de sacerdote en Burgos el 29-07-1995. Ha desarrollado su misión pastoral en la enseñanza: Seminario El Carmelo de León (1995-1996) y en el Colegio San Juan de la Cruz de la misma ciudad durante los cursos (2005-2007) como profesor en secundaria de Historia y Ética.

También ha trabajado pastoralmente, como Vicario parroquial en las comunidades carmelitanas de Santa Cruz de Tenerife (1996-1999) y Oviedo (1999-2005 y 2008-2009).

Es Bachiller en Teología por la Facultad de Teología del Norte de España (Licenciado en Estudios Eclesiásticos), sede de Burgos (1995); Licenciado en Historia por la Universidad civil de Oviedo (2003) y Licenciado en Teología, sección Historia de la Iglesia, por la Universidad Pontificia de Comillas, sede de Madrid (2009). A día de hoy tiene publicados los siguientes libros: Iglesia parroquial Nuestra Señora de la Asunción de Villahoz (2004), Villahoz (2005), El Carmen de Oviedo, Cien años de presencia 1996-2006 (2006) e Historia de Tordómar (2007) y Santa Teresa de Jesús, Compatrona de España (2014)

Según el número 205 de las Normas Aplicativas de las Constituciones de la Orden Carmelita Descalza esta es la labor principal del Archivero General: En la casa general habrá un Archivo de la Orden, donde se conservarán cuidadosamente clasificados todos los documentos de la Santa Sede y de la Orden, así como los escritos de toda procedencia referentes a nuestra historia. En la debida proporción este principio vale también para los Archivos provinciales y locales.

Triple es la misión del Archivero: catalogar, custodiar y mostrar a los investigadores los documentos propios del Archivo. (ISLAPASIÓN).