Queridos Reyes Magos:

Este año todos los que componemos ISLAPASIÓN hemos trabajado duro, todos los días, para hacer llegar la actualidad de las hermandades y cofradías a los que nos visitan –que son muchos- desde lugares de todo el mundo pero con el mismo sentimiento que los que aquí estamos.

Por ello os escribimos esta carta ahora que ya parece que estas Navidades van llegando a su fin y que dentro de poco nos volverá a tocar contar una nueva Cuaresma y empezar a seguir contando hacia atrás los días para la llegada de los momentos que ansiamos desde aquel Domingo que decidió volver a llover.

Para nosotros no pedimos nada material, tan solo las cinco letras que cobija el palio pastoreño del Lunes Santo para seguir contando de la mejor manera que sabemos todo lo que aquí vaya ocurriendo.

Pero no por ello vamos a dejar nuestra carta vacía. Por eso este año pedimos  seguir teniendo el asombro de un niño en la mañana del Domingo de Ramos, el ansia por descubrir el primer naranjo con azahar por nuestras calles, palmas para los pequeños hebreos de la Borriquita, aliento y silencio para el Cristo de la Expiración,mediodía del Jueves Santo para Tres Caídas, un toque de tambor roto en la noche para Columna, tiritas para los pies cansados del barrio de la Ardila, Carrera Oficial para el Consejo, azules en el cielo para la Estrella, folios para el pregonero, fuerza bajo los palos para el Perdón, carteles para nuestros fotógrafos, una rosa para Salud, capilla y plaza para Vera-Cruz, marchas fúnebres para la Virgen de los Desamparados, roncas gargantas para los saeteros, Alameda para la Esperanza, templete para Servitas, roscos para todos, penitencia para Medinaceli, rúan para Santo Entierro, olivo para el Huerto, cántaros para los aguaores, puente para el Gran Poder, rosarios y calles para el Rosario, soleada mañana gloriosa para la Resurrección, luz de candelería para Lágrimas, partituras para nuestras bandas, trompetería tras el Ecce-Homo, clasicismo para Afligidos, barrio del Parque para el Prendimiento, plata para Caridad, cirineo para Misericordia, soledad para la Soledad. Madrugada y muchos días más para seguir junto a Jesús Nazareno.