Los más pequeños de la Hermandad de la Vera-Cruz y vecinos de las inmediaciones del barrio del Santo Cristo han sido testigos de excepción de la aparición en la noche de hoy de Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente en la plaza del Cristo de la Vera-Cruz.

Junto a los pajes Melchor, Gaspar y Baltasar han acudido en primer lugar a adorar la representación del Belén que esta cofradía ha instalado en la capilla que este año ha logrado el primer premio dentro del concurso de nacimientos en la categoría de entidades y asociaciones.

Con un escenario con los tronos reales y el aderezo más típico los más pequeños han podido disfrutar de estos entrañables momentos junto a los Magos de Oriente que han repartido algunos juguetes y caramelos no solo a los niños.

El Rvdo. P. Juan Ramón Rouco, vicario parroquial del Santo Cristo, también ha sido uno de los testigos que ha podido ver esta tarde a Sus Majestades de Oriente por uno de los barrios más característicos de nuestra ciudad.

Quizás, en la carta de muchos cofrades de la Vera-Cruz -ya que hoy se han entregado también las últimas- se suscriba el deseo de la vuelta a la normalidad en todos los ámbitos de esta cofradía maltrecha en su economía desde hace varios años. Nosotros desde ISLAPASIÓN también así se lo hemos pedido a los Magos de Oriente. (ISLAPASIÓN).

Galerías: