La Hermandad de la Soledad -como viene siendo norma en los últimos años- cuida en cada una de las celebraciones que esta cofradía organiza el apartado estético y ayer, coincidiendo con la festividad de San Juan Evangelista, no fue menos.

La mayordomía de esta corporación montó un altar efímero en un lateral del altar mayor en el que se mostraba a la imagen de San Juan que procesiona en el paso del Cristo de la Redención -obra de Castillo Lastrucci- sosteniendo una pluma en una mano y en la otra un pergamino con la inscripción de los primeros versículos del Evangelio de San Juan "En el principio era el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, Y el Verbo era Dios". 

Junto a la imagen de San Juan elementos decorativos como flores y velas así como el guión de esta imagen que figura en el cortejo de la hermandad flanqueado por sendas pértigas rematadas por la cruz de San Juan. 

Los cofrades de la Soledad completaban los primeros bancos de la Iglesia Mayor en una celebración religiosa que estuvo oficiada por el vicario parroquial de este templo el Rvdo. P. Pedro Enrique García Díaz. (ISLAPASIÓN).

Galerías: