En la tarde de ayer, viernes 3 de enero, el Heraldo Real durante su ajetreada agenda pasó por el local social de la asociación de Jóvenes Cargadores Cofrades (JCC) en el que recogió las cartas de los más pequeños para hacérselas llegar a los Reyes Magos.

En el local de la calle Santo Domingo los más jóvenes amenizaron la tarde con distintos juegos y actividades de animación previos a la llegada del emisario Real que, tras recoger todas y cada una de las cartas y escuchar las peticiones de los niños y niñas, repartió una gran cantidad de caramelos. (ISLAPASIÓN).


Comentarios: