La parroquia de San Juan Grande y Nuestra Señora de la Candelaria acogió la semana pasaad la bendición de María Santísima del Amparo, titular de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Sed, que se suma de este modo a un cada vez más amplio rosario devocional jerezano. 

La de la semana pasada fue sin duda una jornada histórica para la cofradía de Puertas del Sur, que todavía no ha cumplido los dos años de su erección canónica y que ya ha visto culminado otro de sus anhelos.

La solemne eucaristía en el curso de la cual se procedió a la bendición de la imagen fue oficiada por el párroco y director espiritual de la hermandad, Enrique Soler Gil. Actuó como madrina de la ceremonia la sevillana Hermandad del Amparo, una de las corporaciones letíficas de mayor arraigo en la capital hispalense, que envió a una nutrida representación de hermanos.

La nueva imagen lució un manto azul turquesa cedido por la Hermandad del Prendimiento y una saya blanca de María Santísima del Desconsuelo. En el transcurso del acto se procedió igualmente a la bendición de una corona de metal sobredorado que ha sido ofrecida por un grupo de devotos y cuyo autor es el orfebre jerezano Antonio García Falla. La ceremonia contó además con la destacada participación del tenor y organista jerezano Ángel Hortas.

María Santísima del Amparo estuvo expuesta en ceremonia de besamanos en la jornada del lunes 8 de diciembre coincidiendo con la festividad de la Inmaculada Concepción.  Para esta ocasión lució una saya celeste de la Virgen de la Encarnación y el manto azul de camarín de María Santísima del Desconsuelo. El vestidor Pablo Baena Rodríguez ha sido el encargado de preparar a la imagen para estas dos ceremonias de especial importancia para la historia de la Hermandad de la Sed.

La Virgen del Amparo ha sido realizada por el imaginero onubense Elías Rodríguez Picón, que es además el autor del Santísimo Cristo de la Sed. Se trata por tanto de la tercera imagen que este escultor ejecuta para la Semana Santa de Jerez, toda vez que también es el autor de la Virgen del Refugio de la Hermandad de la Paz de Fátima, que fue de hecho su primera obra para la ciudad.

María Santísima del Refugio de los Pecadores se bendijo el 7 de diciembre de 2008; mientras que el Santísimo Cristo de la Sed lo hizo el 10 de septiembre de 2010 en la parroquia de San Miguel, toda vez que entonces no se había levantado el templo de Puertas del Sur.

Con la bendición de María Santísima del Amparo la Hermandad de la Sed da un nuevo paso en un proceso de consolidación que arrancó hace ahora ocho años, el 8 de diciembre de 2006, con su erección como agrupación parroquial. En este tiempo ha bendecido a sus dos imágenes titulares, contribuyendo de manera decisiva a la construcción del templo parroquial que la cobija y estrenando además su hábito nazareno, lo que ocurrió el Sábado de Pasión de este mismo año. (ISLAPASIÓN).

Galerías: