El pasado fin de semana que se alargó hasta el lunes 8 de diciembre la ciudad de Sevilla registró una enorme actividad de actos de las distintas hermandades y cofradías de la ciudad con motivo de la festividad de la Inmaculada.

Uno de los actos más extendidos en esta fecha es el de los besamanos a las distintas dolorosas e imágenes letíficas que re representan a la Santísima Virgen María.

Un total de 18 besamanos se pudieron visitar a lo largo y ancho de la capital hispalense de los que traemos unas extensas y completas galerías de nuestro colaborador Jaime Zaragoza Ibáñez.

Los besamanos fueron: Virgen de los Ángeles de la Hermandad de los Negritos, Virgen de la Cabeza de la Hermandad de las Siete Palabras, Virgen de la Concepción de la Hermandad del Silencio, Virgen de la Concepción de la Trinidad, la Virgen de Guía de la Hermandad de la Lanzada, la Virgen de la Palma del Cristo de Burgos, la Virgen de las Penas de la Hermandad de Santa Marta, la Virgen del Rocío de Redención, la Virgen del Socorro del Amor, la Soledad de San Buenaventura, la Soledad de los Servitas, la Virgen del Subterráneo de la Cena y la Virgen de las Tristezas de la Hermandad de la Vera-Cruz.

Además de las referidas -con relación con las hermandades de penitencia de Sevilla- se añaden hasta llegar a los dieciocho citados los de la Virgen de la Aurora de la calle Cervantes, la Virgen de la Caridad de San Lucas, la Divina Gracia de Padre Pío, la Divina Pastora de Santa Marina y la Pura y Limpia del Postigo. (ISLAPASIÓN).

Galerías: