Un año más la Hermandad del Gran Poder ha vuelto a realizar la campaña "Ningún pobre en mi barrio" y como viene siendo habitual los vecinos de la feligresía de la Sagrada Familia han realizado un gran esfuerzo para que esta acción solidaria sea un completo éxito. 

La Junta de Gobierno, Grupo Joven y varios hermanos de esta Hermandad han recorrido todas y cada una de las viviendas de los vecinos de los barrios de San José, Carlos III y La Bazán; obteniendo el resultado de 1500 kilos de víveres que han sido entregados a Cáritas Parroquial en la tarde de hoy. 

La Junta de Gobierno quiere agradecer a todos los vecinos un año más su colaboración con la hermandad y los más necesitados. (ISLAPASIÓN).