Solo una semana ha necesitado el artista isleño Cayetano Herrera para llevar a cabo el proceso de restauración anunciado por la Asociación Parroquial de María Auxiliadora de la iglesia de San Marcos Evangelista a su Titular.

Durante esta semana Cayetano Herrera ha realizado tareas de mejora en la policromía del pelo de la Santísima Virgen así como le ha añadido unos pendientes y ha sustituido la corona del Bendito Niño por un nuevo juego de potencias.

Tan solo siete días en los que los feligreses de San Marcos han podido ver un cuadro en representación de la Santísima Virgen y que ya contemplan a la talla que se realizara a principios de este siglo. 

Desde la propia asociación se asegura que los trabajos de conservación y mejora de las imágenes no se va a ampliar a nuevas fases por lo que el estado de las mismas queda como se puede contemplar desde el pasado lunes en el propio templo de la calle San Bruno. (ISLAPASIÓN).

Galerías: