Más de un centenar de rocieros de San Fernando y ochenta de la asociación parroquial de San Roque -amadrinada por los isleños- completaron en el mediodía de hoy la peregrinación a pie por Doñana hasta la ermita de la Virgen del Rocío.

Tras la salida en la mañana del sábado y dejando atrás algo más de día y medio de duras etapas entre las arenas -pero con un inusual buen tiempo para estas fechas- los rocieros llegaron a pocos metros del cancelín antes de cruzar la Canaliega. En este punto de salida del Parque Nacional de Doñana a la una de la tarde el arcipreste de San Fernando y director espiritual de la Hermandad del Rocío de nuestra ciudad ofició una eucaristía. 

La celebración religiosa -que en años anteriores se celebraba en la propia ermita- se adelantó al propio paraje natural y fue seguida por una gran cantidad de rocieros. A su finalización el hermano mayor de San Roque acompañado por una representación del consistorio de su ciudad entregaron al Hermano Mayor de San Fernando, José Luis Cordero, un artístico cuadro con motivo de esta peregrinación conjunta.

Tras cruzar el cancelín y divisar en el horizonte el perfil de la aldea del Rocío el nutrido grupo encaminó sus pasos hacia la ermita en la que a la llegada de los rocieros isleños se pudieron ver algunas lágrimas en las caras de los cansados componentes de esta expedición que culminaban de esta forma más de cincuenta kilómetros de travesía.

Tras rezar ante la Santísima Virgen una convivencia en la casa de hermandad del Puerto de Santa María puso el punto final a un fin de semana intenso entre los que componen esta gran familia del Rocío de San Fernando. (ISLAPASIÓN).

Galerías: