El segundo fin de semana de noviembre llegó a Sevilla con dos de las procesiones de gloria más esperadas de toda la temporada y las que marcan el fin de una etapa que comenzó pocas semanas después de Semana Santa, el tiempo de glorias.

La salida de la Virgen del Amparo desde la iglesia de la Magdalena y la de la Reina de Todos los Santos de la calle Feria son sin duda dos de las procesiones más esperadas y que marcan con su marcado carácter clásico una jornada especialmente vivida por los cofrades sevillanos.

Además de estas dos salidas el fin de semana pasado se completó en Sevilla con los besamanos del Señor de la Humildad del Cerro, la Virgen del Mar, la salida de la Virgen del Prado de la iglesia del Divino Salvador, el traslado de la Virgen del Carmen del Santo Ángel, el rosario con la Pastora de San Antonio y la Función del Mayor Dolor del Dulce Nombre.

Todas estas galerías fotográficas además de la exposición por el bicentenario de la Hermandad de Santa Cruz de Morón en el Mercantil nos la acerca desde su objetivo nuestro colaborador Jaime Zaragoza Ibáñez. (ISLAPASIÓN).

Galerías: