Aunque la lluvia de la pasada madrugada hiciera prever lo peor para el día de hoy, un sol radiante ha iluminado La Isla durante toda la jornada y ha sido sin duda el principal motivo por el que cofrades y músicos han podido disfrutar de una nueva edición del certamen de marchas solidario de la Hermandad de la Caridad. 

Desde las doce del mediodía la Alameda Moreno de Guerra comenzaba a ser el centro neurálgico de las marchas procesionales y con ello de un gran número de cofrades de nuestra ciudad y de localidades cercanas. Todo por un fin solidario; todo lo recogido tanto en aportaciones en kilos de alimentos no perecederos como en los beneficios económicos recogidos en la barra instalada por la cofradía irán destinados a Cáritas parroquial de la iglesia de San Francisco.

La primera de las formaciones musicales en comparecer en el escenario instalado en la Alameda fue la Agrupación Musical "Las Angustias" de Chiclana de la Frontera que derrochó un gran repertorio con marchas de corte alegre rematadas con portentosos solos de trompeta. 

Tras ellos el turno de la Banda de Cornetas y Tambores "Sagrado Corazón" de la sevillana localidad de Marchena. Una banda que pisaba por primera vez el suelo isleño y que dejó un buen sabor de boca con un repertorio de marchas clásicas y una formación con un número bajo de componentes pero con una buena sonoridad.

La tercera de las bandas en participar en este certamen solidario fue la Agrupación Musical "Los Remedios" también de la vecina localidad de Chiclana de la Frontera. Con apenas pocas semanas de vida tras su presentación oficial el pasado mes de octubre esta formación aglutina a casi ochenta componentes y apunta maneras de cara a un prometedor futuro.

El plato fuerte de la jornada -y así se notó en el punto álgido de presencia de público- fue con la llegada de la Agrupación Musical Virgen de las Lágrimas. Desde el pasacalles hasta el último compás de la última marcha interpretada fueron varias las veces que el público aplaudió de forma intensa a los músicos isleños. En la mitad de la actuación la Hermandad de la Caridad quiso tener un recuerdo del fallecido José Rodríguez Cortejosa "Chiqui", quien tuviera una especial vinculación con la cofradía y fuera uno de los principales artífices para que Virgen de las Lágrimas participara en este certamen desde sus inicios. La sonoridad y afinación de esta agrupación supera con creces las expectativas para estas fechas, sin duda todo un lujo cada una de sus interpretaciones.

La penúltima de las formaciones musicales que pasaron por el escenario de la Alameda fue la singular Agrupación Musical "Veterana de Sevilla". Esta banda recuerda a los orígenes de este género -agrupación musical- con la inserción de instrumentos como gaitas o xilófonos. Sin duda escuchar sus marchas es retrotraerse a la formación musical de Eritaña y las que tras ella siguieron los pasos que llevarían luego a lo que hoy entendemos como agrupación musical. Pocos componentes pero sobradamente preparados para interpretar un repertorio exquisitamente clásico.

La última de las formaciones musicales, al igual que ocurriera el pasado año, fue la Banda de Cornetas y Tambores "Vera-Cruz" de la sevillana localidad de Utrera. Potencia y afinación en unos músicos que maravillaron al poco público que aguantó hasta casi las cinco de la tarde hora en la que concluyó este certamen.

La Hermandad de la Caridad quiso tener un detalle con cada una de las bandas participantes así como con Stilita Mosteiro quien hizo las veces de presentadora de este certamen.

Muchos cofrades, buenas bandas, mejores marchas y todo por un fin solidario. Éxito garantizado de una fórmula que cada año se ve mejorada por los cambios que los cofrades de la Caridad van añadiendo. (ISLAPASIÓN).

Galerías: