Jornada intensa la que las hermandades gaditanas tienen por delante este primer viernes del mes de noviembre. Uno de los cultos más destacados será el besapié al que será expuesto durante todo el día el Cristo de la Buena Muerte, que ha sido bajado para esta ocasión de su altar. 

San Agustín abrirá de 10.45 a 12.45 horas y de 18.00 a 20.00 horas para esta ceremonia, dando comienzo a las ocho y cuarto de la tarde la celebración de una solemne misa de Réquiem por los hermanos fallecidos. Esta ecuaristía estará presidida por el delegado episcopal de Patrimonio, David Gutiérrez, cantando la coral Virelay.  (ISLAPASIÓN).

Galerías: