Hace pocas semanas la Hermandad del Prendimiento de Cádiz anunciaba, con la publicación de su diseño, la intención de su junta de gobierno de apostar por un nuevo paso para su misterio procesional. Un trabajo que seguro vendrá a engrandecer el patrimonio de la hermandad gaditana y a la Semana Santa de Cádiz.

Vista esta noticia a algunos isleños le podrá venir a la mente el paso que hasta el año 2012 utilizó la hermandad gaditana para su salida procesional, y que lo fuera desde la década de los sesenta hasta el comienzo de la confección del actual, de la Hermandad de los Afligidos de San Fernando.

Un paso que se estrenó en el año 1960 por la hermandad de Afligidos y que constituyó el primer paso dorado de la Semana Santa de San Fernando bajo el mandato de Carlos Vez García como hermano mayor.

La hermandad por entonces aún estaba establecida en la capilla del Cristo de la Vera-Cruz y procesionaría con este paso hasta el año 1993 en el que la hermandad estrenó el nuevo paso obra del sevillano taller de Antonio Martín.

El paso, neobarroco, dorado, y con candelabros de guardabrisas fue concertado por la hermandad del Lunes Santo con los talleres de Pérez Calvo. El mismo lleva la firma en la talla de Fernández del Toro y el dorado de Sánchez González.

Este nuevo paso vino a sustituir al anterior que tenía la cofradía de los Estudiantes y que presentaba un mal estado de conservación. La firma con el tallista por parte de la hermandad se produjo el 1 de agosto de 1959.

La hermandad del Prendimiento cuando lo toma en la década de los noventa hace pequeñas modificaciones entre ellas el cambio de los palos en su parihuela y la modificación de la cartela central delantera que elimina el escudo de los Afligidos por el de la corporación gaditana.

Durante la Semana Santa de 2013 y 2014 la Hermandad del Prendimiento decidió realizar su salida procesional con el antiguo paso de misterio de la gaditana Hermandad de Columna debido al deterioro, por una fuga de agua en el local donde se guardaba, sufrido por el paso que fuera de los Afligidos.

Los hermanos del Prendimiento decidieron en un cabildo realizar un nuevo paso dejando a un lado la posibilidad de restaurar el antiguo paso que saliera del barrio del Cristo con dirección a Cádiz hace más de dos décadas.

Ahora, la pregunta. ¿Se podría recuperar lo que supone un caso histórico como es el primer paso dorado de nuestra Semana Santa? Al menos se antojan dos posibilidades. La primera de ellas es la de que la propia Hermandad de Afligidos lo adquiriera para los distintos altares de cultos que monta la cofradía durante el año. Casos de este tipo tenemos, y muchos, para muestra el de la sevillana Hermandad de San Gonzalo.

La otra opción podría ser la que se adjunta como fotomontaje. La adquisición por parte de la Hermandad de la Soledad en una apuesta por unir dos referentes históricos: este paso con el de la antiquísima dolorosa de la Iglesia Mayor. En estos casos también tenemos un ejemplo en nuestra propia ciudad. La Hermandad de la Pastora recogió un paso con historia –en el que se coronó a la Virgen del Carmen en 1951- y lo reformó, mejoró y llenó del mejor patrimonio para dejarlo como hoy es, uno de los mejores pasos de nuestra ciudad –y con historia-.

Podría ser otra opción que acercaría además al paso de la Soledad al concepto más parecido de paso al de la sevillana Soledad de San Lorenzo con la posibilidad con el largo del mismo de inclusión de una cruz arbórea sin necesidad que la misma tenga que atravesar el manto de la Santísima Virgen.

Opciones, seguro que muchas más. Ahora queda en el tejado de nuestras hermandades recuperar un patrimonio histórico o dejarlo perder como tantas otras que perdimos.