La cuadrilla de hermanos cargadores de la Hermandad del Nazareno junto a los miembros del Coro San Juan de la Cruz estuvieron durante toda la jornada del pasado sábado recogiendo alimentos a las puertas de los principales supermercados de la ciudad.

Al final de la jornada en la casa de hermandad se pudieron contabilizar más de 2.000 kilos que irán a parar a la vocalía de Caridad de la propia hermandad que los distribuirá convenientemente entre los más necesitados de la ciudad.

Esta labor social se añade a otras que la propia hermandad y su cuadrilla de hermanos cargadores vienen realizando en los últimos años. (ISLAPASIÓN).

Galerías: