Las plantas de la Virgen del Rosario en Sus Misterios Dolorosos se llenaron ayer de flores y de alimentos no perecederos como muestra de amor a la Santísima Virgen y al prójimo por parte de los fieles y devotos de esta hermandad.

Estas ofrendas tuvieron lugar ayer, en la iglesia Mayor, minutos antes de comenzar el último de los días de los cultos que los hermanos del Rosario tributan a su Titular coincidiendo con la festividad del Rosario.

A la celebración eucarística acudieron varias decenas de hermanos así como el presidente del Consejo local de Hermandades y Cofradías, José Manuel Rivera Barrera, que quiso acompañar a los hermanos del Rosario en este día tan importante dentro de su calendario de cultos. (ISLAPASIÓN).

Galerías: