Algo más de medio centenar de hermanos, fieles y devotos de la Hermandad de la Vera-Cruz se acercaron esta mañana al Santo Cristo para acompañar en rosario de la aurora a la Santísima Virgen del Mayor Dolor.

El acto de culto público comenzó minutos después de las ocho de la mañana cuando el cortejo de la cofradía del Miércoles Santo discurría por los primeros metros del itinerario previsto. Itinerario que recorrió parte de las calles del barrio del Cristo y que volvió a ofrecer la imagen de la hermandad crucera delante de la capilla del Cristo de la Vera-Cruz.

Este es el segundo año que la hermandad celebra el rosario de la aurora recuperando un acto que en décadas pasadas realizaban los cofrades de la Vera-Cruz. 

Además de los hermanos cruceros también estuvo presente una representación de la Hermandad de los Afligidos y de la Hermandad del Nazareno así como miembros del consejo pastoral del Santo Cristo.

Entre las peticiones en el rezo del Santo Rosario el párroco del Santo Cristo, Rvdo. P. Rafael Pinto Vega quiso acordarse de la difícil situación que atraviesa la hermandad de la Vera-Cruz y rogó a la Santísima Virgen por su mediación.  (ISLAPASIÓN).

Galerías: