El nombre de Cuerpo de Acólitos Aromas de Pasión empieza a sonar en san Fernando, a mediados de 2006.


Este proyecto surge de un grupo de jóvenes cofrades, de edades comprendidas entre los 16 y 19 años, que empiezan a interesarse por la liturgia y el servicio al altar.

Poco a poco fueron consiguiendo el apoyo de diferentes párrocos de nuestra ciudad, al igual que de distintas Hermandades y Cofradías.


En 2007 el Cuerpo de Acólitos está presente por primera vez en la Semana Santa de San Fernando, al igual que en diferentes actos de la Cuaresma, entre los más relevantes los actos organizados por el Consejo de HH. Y CC.

A su vez consigue establecerse gracias a la colaboración y apoyo al padre Rafael Vez Palomino en la Iglesia de San José Artesano, lugar donde se realizaran los diferentes encuentros y reuniones del cuerpo.


En 2008 son muchos jóvenes los que empiezan a interesarse por dicha asociación, llegando a una nomina compuesta entre 30 y 40 jóvenes. Ante gran cantidad de miembros y de la demanda por parte de las distintas hermandades de la ciudad, tanto para cultos internos como externos, deciden iniciar una formación interna de todos sus miembros, recibiendo ayuda de diferentes párrocos y personas instruidas en la liturgia.


En 2010 el Cuerpo de Acólitos vivirá el mejor de sus años. Estando al servicio de 15 Hermandades, del consejo de HH y CC, diferentes parroquias de la Diócesis y de la Catedral de Cádiz.


Este mismo año participó en la procesión Magna de la ciudad, con una nomina de 80 jóvenes.


Dado que durante este mismo año su sede se encontraba en la Parroquia Vaticana y Castrense de San Francisco, son solicitados para los tres pontificales en honor al Beato Marcelo Espinola, al igual que tuvieron el privilegio y honor de servir en la misa del Bicentenario, presidida por su Eminencia el Cardenal Amigo Vallejo, el obispo de Cádiz Monseñor Ceballos Atienza, y posterior presencia de sus Majestades los Reyes de España.


Durante los años siguientes y hasta el día de hoy, continúan prestándose, a las diferentes Hermandades y cofradías, Parroquias etc, expandiéndose en distintas ciudades de la provincia como Jerez de la Frontera, Chiclana de la Frontera, Cádiz y Bárbate.